“La economía se está ‘electrificando’ y será necesario generar más y mejor allí donde se necesite”

slide-mail-febrero-2018 Está pasando

Javier Latorre Arranz forma parte del Grupo desde hace 16 años. En la actualidad pertenece a la Dirección General de Planificación Energética y, como responsable de Regulación para GPG, dirige y asesora en materia de regulación de mercados y licitaciones de energía. Desde su amplia experiencia y visión estratégica, nos cuenta los principales retos a los que se enfrenta el sector eléctrico.

  •  ¿Cuánto tiempo llevas con nosotros y en qué áreas has trabajado?

Me incorporé al grupo Gas Natural en 2001, en el departamento de Estudios Comerciales de Gas Natural SDG, como uno de los pocos eléctricos en un mundo muy gasista y con la misión de lanzar la primera comercializadora eléctrica del grupo. Posteriormente, fui adscrito a la Dirección de Planificación Energética con funciones de gestor del balance eléctrico y responsable de Regulación Eléctrica, área en la que me he especializado durante la última década hasta mi asignación como Business Partner de Regulación para GPG.

Mi actual responsabilidad es implantar y desarrollar la estrategia regulativa para el negocio GPG, de acuerdo a las políticas y mejores prácticas de la corporación, coordinando y asesorando a los equipos existentes en los países en que GPG tiene intereses, y participando en los estudios y modelos de los escenarios regulativos y licitaciones donde GPG lo requiera.

  • ¿Cómo es tu día a día?

Ciertamente cada día es diferente, puedes empezar trabajando por la mañana para un proyecto de un país y acabar con otro totalmente distinto en el extremo opuesto del globo. Todo ello con una visión abierta, global y analítica, consultando y proponiendo normativa en busca de oportunidades, asesorando y dando servicio en definitiva a los países y a los requerimientos solicitados.

Además, siempre se busca o se encuentra tiempo para estudiar y analizar nuevas normativas y tendencias, realizar alegaciones, si bien no siempre es fácil profundizar en el entramado de normas de un país. También hay una faceta de divulgación con otras áreas con monográficos de países o sobre nuevos aspectos regulatorios.

  • ¿Con qué otras unidades de GPG o del grupo trabajas?

Diría que prácticamente con todas como función de servicio que somos por definición, con especial relevancia en el área de Desarrollo en materia de licitaciones de energía y de Operación en el análisis normativo de mercados. Evidentemente, con la Dirección de Regulación en el intercambio de experiencias y lecciones aprendidas, análisis y definición de la estrategia regulatoria. Y, en general, con todas las direcciones del grupo a través de la participación en proyectos transversales, observatorios tecnológicos, due diligences o simplemente como especialista reconocido en el área eléctrica.

  • ¿Qué puedes contarnos sobre tu trabajo?

Llevo apenas dos años en GPG como Business Partner de Regulación y si tuviese que destacar el aspecto que más me ha sorprendido en los países en los que estamos presentes, son los diseños más o menos efectivos de las reformas energéticas emprendidas en Latinoamérica, con el objetivo último de garantizar la seguridad de suministro, la competitividad, la sostenibilidad y, como novedad, frente a países mas desarrollados, el acceso universal a la energía.

Cuanto más se crece, mayor energía se requiere y a ser posible, de forma más sostenible. Ese es el objetivo que se persigue y ciertamente, algunos países, como Chile o México, han dado ejemplo de ello con la celebración de subastas de energía a priori exitosas en términos de reducción sostenida de precios e introducción de energías renovables. Todas estas reformas han adaptado y orientado sus marcos regulatorios hacia la modernización de sus infraestructuras; al desarrollo de nuevas tecnologías, especialmente en el campo de las energías renovables; a la liberalización de los mercados; y a la desintegración de los monopolios existentes, creando así nuevas oportunidades tanto para los operadores privados ya existentes como para los nuevos entrantes.

Estas políticas crean nuevos retos y desafíos, especialmente en el campo de la regulación aplicable a la generación, como la definición de nuevos diseños de mercados de energía, capacidad y servicios complementarios, o la integración de nuevas tecnologías como el almacenamiento, la generación distribuida, las microrredes y la gestión de la demanda.

En mi opinión, considero que el mundo de la energía es en su totalidad “regulado” por definición, desde los mercados hasta la fijación de la tarifa final a los consumidores. Y no siempre la tarea regulatoria es fácil, bien porque el alcance normativo es extenso y complejo; bien porque las implicaciones y riesgos a futuro son difíciles de prever. Pero, en cualquier caso, es una tarea necesaria como paso previo a la toma de las decisiones.

Siempre he defendido que el buen “regulador”, vale más por lo que encuentra en la norma, es decir, lo que otros no ven. Esto te diferencia y te posiciona mejor que el resto de competidores. En un mundo tan competitivo diferenciarse bien es clave de éxito.

  • ¿Qué otros proyectos relevantes tienes encima de la mesa?

Sin entrar en mucho detalle, nos encontramos en 2018 inmersos en nuevos proyectos de desarrollo en Brasil, Australia y México abiertos a licitaciones, así como en la búsqueda de oportunidades de compra. Estas operaciones exigen por definición un análisis de detalle, actualizado, continuo y permanente de la regulación aplicable, así como una evaluación de los riesgos que de ellos se derivan. A su vez cabe también señalar la continua monitorización de los desarrollos de mercado que acontecen en México, Chile, Brasil y Australia como consecuencia de las reformas emprendidas o en vías de desarrollo.

  • ¿Qué otras áreas de la compañía te resultan interesantes?

No puedo ocultar mi interés por el mundo de la energía, ya sea gas o electricidad, su evolución, organización, interrelaciones y las tecnologías que conforma. Mis preferencias se orientan hacia áreas con nuevos retos y desafíos, ya sean en el área de generación con la irrupción y operación a gran escala de la energía renovable versus gas  o el almacenamiento; en el mundo de las redes con las Smart Grids y la electrificación del transporte; o en el de la comercialización, con la eficiencia, generación distribuida, el autoconsumo, los agregadores de carga, las aplicaciones domésticas inteligentes y tecnologías de soporte como el  block-chain, por citar algunos ejemplos.

  • ¿Cómo ves a GPG en un futuro?

Más grande, más importante y más decisiva para el desarrollo futuro del grupo. La diversificación geográfica, tecnológica y cultural es necesaria en un mundo tan competitivo como lo es el de la energía. Y no solo para obtener más beneficio, sino para incrementar el conocimiento y fomentar la innovación, aspectos cada vez más escasos, necesarios y diferenciadores.

Si hablamos de transición energética y cambio de paradigma histórico, todo apunta a que la economía se está “electrificando” y para ello, será necesario “generar” más y mejor, allí donde se necesite. Esta es mi visión y el viaje comienza ahora. ¿No es “generar” nuestra misión, nuestro why? Somos las personas que hacemos la energía del futuro que cambiará el mundo.

Imprimir